Artículos

Gynecologist and Obstetrician

¿Padeces de síndrome de relajación vaginal sin saberlo?

El síndrome de relajación vaginal es una pérdida de la forma estructural de la vagina, lo cual trae varios síntomas y puede ser producido por distintos factores. También debes saber que este síndrome tiene una solución que no involucra cirugías ni procedimientos riesgosos.

Indicios de que padeces síndrome de relajación vaginal

La pérdida de firmeza de las paredes vaginales puede provocar disfunción sexual y pérdida del disfrute de las relaciones sexuales, por lo cual se presenta una baja de libido.

Incontinencia urinaria leve o por esfuerzo: escapes de orina al toser, hacer fuerza, reír y con otros movimientos bruscos.

Resequedad constante y falta de lubricación durante las relaciones sexuales.

síndrome de relajación vaginal, prolapso vaginal, distensión vaginal, incontinencia en mujeres, pérdida de apetito sexual mujeres, falta de lubricación

¿Por qué se produce el síndrome de relajación vaginal?

Partos vaginales: debido a la dilatación vaginal producida por los mismos.

Cambios hormonales: descenso de estrógenos en el cuerpo.

Envejecimiento natural, obesidad o sobrepeso.

Genética: debilidad heredada del tejido conjuntivo.

Tratamiento del síndrome

Existen tratamientos láser que son seguros, rápidos y ambulatorios, que le permitirán volver a disfrutar de su vida sexual y además deshacerse de episodios de incontinencia urinaria leves a causa de el síndrome de relajación vaginal.

Te puede interesar: El Tiempo: conserve su virginidad con rejuvenecimiento vaginal láser

El tratamiento laser ambulatorio, además de ser indoloro, posibilita la regeneración y retensado del colágeno a lo largo de todo el conducto vaginal, pues su efecto térmico actúa en la mucosa vaginal estimulando la remodelación de colágeno y la síntesis de nuevas fibras de este elemento; el tensado vaginal crea una estructura más firme, mejor hidratada y más sensible, que mejora la intimidad sexual. Las actividades diarias se pueden retomar inmediatamente y, las relaciones sexuales, 15 días después del tratamiento.

Si tienes dudas respecto al tratamiento o tu situación especifica, contáctanos para que uno de nuestros expertos te brinde asesoría.