Artículos

Gynecologist and Obstetrician

El temor a los vellos encarnados

Los vellos encarnados son un problema de mayor ocurrencia en personas con cabello rizado, por lo cual el área púbica tiene una mayor tendencia a presentar este problema quedando con marcas permanentes o molestias que impiden que vivamos plenamente.

Nuestro inconveniente con los vellos encarnados no es solo estético, sino que también puede traer problemas de salud e incluso complicaciones que deformen nuestra delicada piel.

Uno de los problemas más comunes es que esto desemboque en foliculitis, la cual es una infección por acumulación de bacterias y hongos en los folículos, cuyos síntomas son el enrojecimiento, inflamación y comezón en el área afectada.

Te puede interesar: Unas piernas despampanantes

Existen otras complicaciones como las pústulas bajo la piel y en raros casos si no son tratadas a tiempo con infecciones come carne las cuales fácilmente se distribuyen por toda la zona púbica.

La única forma de eliminar la posibilidad de vellos encarnados es olvidándose de los métodos de depilación tradicional y optando por un enfoque mas moderno al respecto, la depilación láser.

No debe escandalizarnos la idea de una depilación vaginal, puesto que es por un tema tanto de salud como de estética, que, aunque requiere variadas sesiones, estas valdrán la pena pues eliminarán el problema de manera permanente, ya que no tendremos que volver a pensar en depilación.